El Parque de Atracciones: las origenes lejanas en la cultura de '700
las origenes recientes en las magníficas exposiciones industriales entre '800 y '900

La historia.
Al final del Ochocientos, el Parque de Atracciones empezó a transformarse en "Luna Park". Esto, pero, no fue sólo el resulrado de un proceso de transformación, pero su origenes se pueden reproducir también en algunos fenómenos precisos. A partir del '700, por ejemplo, los jardines de las villas nobiliarias empezaron a enriquecerse con juegos e instrumentos para divertir y sorprender los invitados, a través de bromas con aguas, estatuas que representaban monstruos o seres grotescos, construciones con un estilo exótico, laberintos, pequeños bosques enredados, cavernas y también tiovivos.

La gente los llamaban Jardines excéntricos o Jardines de placer. El gusto para el puro divertimiento, del mundo aristocrático se transmitió con facilidad a las fiestas más populares. El vecino oriente, además, cultivaba desde mucho tiempo la pasión para el divertimiento y el uso de instrumentos que lo generan: los testigos son las suntuosas fiestas que los sultanos turcos, entre el XIV° y XVIII° siglo, celebraban en Turchia, en ocasión de particulares festividades y solemidades religiosas y los juegos y los espectáculos de plaza que, del comienzo del '700, se tenían en Rusia.

El paesaje historico del Parque de atracciones al moderno "Luna park" fue también hijo de un fenómeno más reciente: las grandes Exposiciones Industriales. Entre la fin del Ochocientos y el empezar del Noveciento, todas las Exposiciones Industriales pusieron visible a todos las maravillas del progreso y de la técnica. Con este estímulo, el estupor del público no fue causado de la abilidad personal del artista vagabundo, sino de las extraordinarias capacidad del movimiento generado de las nuevas fuentes de energía, como el vapor y la electricidad.

Sala del Luna Park.
En la sala, en un sugestivo cuadro que llama la atención al mundo encantado del Luna Park, se pueden admirar imagenes de diferentes Jardines de placer, con su arquitecturas inusuales, como pirámides egicpias o pagodas cinas, los laberintes, cavernas, bosques encantados, las estatuas monstruosas y los primeros juegos mecánicos, que lleguerán a ser tiovivos. Miniaturas y imprentas antiguas, en reprodución, acompañan los visitantes a la extraordinarias fiestas de los sultanos turcos en Turquia, donde aparecieron las primeras atracciones públicas. El viaje continua en Rusia, donde tenieron origen los mastodónticos Altibajos rusos, antecesores de las Norias, y las Montañas de helado, rebautizadas en Francia como Montañas rusas. El encanto se completa en Europa, en los primeros Parques de divertimiento fijos, de manera particular con las sugestivas imagenes del Prater de Vienna. Por fin, a través de fotografías seleccionadas que representan manifiestos de nuevos, excitantes tiovivos, el visitante puede volver a tener el clima de euforia y de despreocuado optimismo que caraterizó los años de la "Belle époque".




Pannello della Sala Documento Tobogan Documento Navicelle