La Feria mercante nace sobre las anteiglesias, en honor del Santo Patrono y por las calles llena de marcantes y peregrinos.
Nacen los espectáculos itinerantes en la feria que ha divenido en el tiempo el escenario natural de los artistas ambulantes. (1000-1700)

La historia.
El derrumbamiento del Imperio Romano de Occidente (476 d.C.) provocó la sospensión de las diversiones que habían llenado la vida cotidiana de la antigua Roma. Empezó así un largo período historico, caraterizado por un economía estática y, en particular, por la inestablidad politica y social causadas de las "invasiones barbáricas". Los siglos oscuros del Medioevo fueron iluminados de una reanudación a partir del año Mil, cuando el nacimiento de los libres pueblos, facilitadas de la fin de las invasiones y de una cierta seguridad, fue expresión de una nueva vitalidad económica.

De este manera las antguas calles romanas, que estaban abandonadas de muchos siglos, fueron llenas de nuevo. Las recorrían no solo grupos de pereegrinos, que viajaban a las principales santuarios del tiempo, sino también una nueva categoría de personas, siempre más numerosa y activa: los mercantes.El gran comercio, después del año Mil, econtró vitalidad. Sin embargo, en un contexto donde la movilidad popular resultba muy limitada, eran las mercancías a tener que ir da los clientes. Entonces los mercantes fijaron algunos lugares, al cruce de las principales calles comerciales, donde, en particulares días del año o del més, se encontraban juntos para hacer negocios: así nacieron las primeras ferias.

Ellas eran un verdadero espectáculo de colores, sonidos, voces, muchedumbre ruidosa y personajes curiosos. Entre toda esta varia umanidad predominaban los pregonero, vendedores que sabían encantar el público con su palabras. Las ferias mercantes medieval atrajeron también diferentes artistas: juglares, acróbatas, prestigiadores, faquires, equilibristas, domadores, acróbatas, adivinos, tocadores, que remontaban a una pirueta de invención para sobrevivr. Las plazas devenieron importantes escenarios para sus espectáculos.

Sala de la Feria.
En la sala, acamoan los paesajes, los ambientes y los mil personajes de la feria antigua. Así se puede oservar la extraordinaria figura del pregonero que, para vender su productos, dio origen a las máscaras, que desembocarán el la Comedia del Arte, y difundió el uso de los fantoches y títeres para atraer los clientes. El percurso es como un viaje en la plaza de la feria mercante medieval, entre imagenes de charlatanes, sanadores, vendedores ambulantes, copleros y escribanos.

En la seguanda parte de la sala, a través de imagenes sugestivas y significativas, se proponen: el origen de la Comedia del Arte o Teatro de las máscaras, una tradición toda italiana, cuyo repertorio daba vida a vicisitudes inspiradas a la realidad cotidiana (1500-1700); el teatro de los fantoches con las marionetas, que ofrecía la ocasión, aunque de manera indirecta, para dar voz al pueblo y a su necesidad de justicia y igualidad (1600-1900); y por fin, en 1700, cuando los varios artistas vagabundos se uniron y dieron vida a enterteniemientos organizados, el nacimiento del espectáculo más fascinante de todos los tiempos, el Circo.
 




Particolare Sala Documento Particolare della Sala